¿Y después del Life?

 

El proyecto LIFE+Econnect ha representado un punto de partida y un impulso hacia un cambio en el modelo de gestión del territorio en Alto Campoo, destinado a favorecer la conservación de la biodiversidad sin comprometer la viabilidad de las actividades económicas.

La experiencia acumulada durante la ejecución del proyecto ha de servir para fortalecer las sinergias entre los diferentes actores implicados en la gestión del territorio y dar una respuesta rápida a las diferentes situaciones que se puedan dar en el futuro.

La Estación de Esquí y Montaña de Alto Campoo asume el compromiso de implementar el Plan de Gestión para Favorecer la Biodiversidad elaborado en el marco del proyecto LIFE+Econnect, con el objetivo de ir aplicando progresivamente las medidas de conservación e integración reflejadas en el documento para una marco temporal de cinco años.

La restauración ecológica de los hábitats naturales es un proceso lento que requiere labores constantes de mantenimiento y seguimiento, así como la continua reposición de marras y resiembras. Para que los trabajos realizados durante la ejecución del LIFE+ Econnect puedan alcanzar a medio–largo plazo los objetivos deseados es importante mantener operativa la Unidad de Producción Vegetal, con el fin de garantizar la disponibilidad de planta necesaria.

Es necesario a su vez, estimular el trabajo colaborativo entre las diferentes estaciones de esquí emplazadas en Red Natura 2000 mediante la organización de encuentros periódicos que permitan el intercambio de información y dar respuestas rápidas y eficientes a conflictos comunes.

De la misma manera, la ganadería extensiva debe incorporar progresivamente los principios y las medidas del Plan de Manejo Concertado de la Ganadería y convertirse en un firme aliado de la conservación del paisaje tradicional y los hábitats naturales, con el objetivo de aportar valor añadido a sus productos e impulsar el aprovechamiento de nuevos recursos económicos basados en la diversificación y la explotación de la marca Red Natura 2000 como sello de calidad.

El impulso del turismo de naturaleza debe convertirse en un sector estratégico de la economía local, a la vez que un aval para garantizar la conservación de la biodiversidad.