Hábitats

Brezales

Bajo este epígrafe se encuentran varios hábitats del Anexo I de la Directiva Hábitats siendo dos los que son sometidos a manejo más o menos intensivo, objetivo del Proyecto; 4030, Brezales secos europeos, y 4060 Brezales alpinos y boreales. Estas formaciones de matorrales poseen una fisionom?a diversa y agrupan desde formas postradas a formas semierguidas de algunas facies de brezo, formando una banda de transición entre los pastizales de alta montaña (a veces mezclados con ellos) y bosques, contactando entre sí y con otras formas de matorral que no se encuentran definidas dentro de los hábitats de interés comunitario, como los de tipo retamoide, integrados por diversas especies de “escobas”, y a menudo formando mosaicos con otros biotopos, en función de condiciones edafológicas, hidrológicas, orientación, etc.

Se encuentra afectado por sobre presión ganadera (que degradan el matorral por pisoteo, ramoneo, etc e incrementan procesos erosivos y favorece la presencia de vegetación nitrófila capaz de competir con este tipo de matorrales, desplazándolos o incluso sustituyéndolos. En conjunto, los brezales son las formaciones dominantes del LIC, ocupando un elevado porcentaje del espacio, de difíicil cuantificación (en el entorno del 40%), dada su distribución altamente mosaizada.

 

Pastizales

Bajo este epígrafe se encuentran los hábitats, 6230* formaciones herbosas con Nardus, con numerosas especies, sobre sustratos silíceos de zonas montañosas (y de zonas submontañosas de la Europa continental) y 6160 Prados ibéricos silíceos de Festuca indigesta.

Ocupan en el conjunto de las zonas desde el valle fluvial a la zona de crestería venteada, laderas empinadas o más o menos llanas, erosionadas y suelos a veces hidromorfos y otras pedregosos, allí donde la vegetación tiene dificultades para evolucionar, constituyendo en estos casos el final de la sucesión ecológica. Ocupan una superficie menor que los brezales, en la zona de actuación, pero no desdeñable, aunque en ocasiones su carácter abierto define densidades en las comunidades poco importantes.

 

Turberas

En el área de actuación aparecen diversas zonas ocupadas por hábitats higroturbosos con facies un tanto diferenciadas, pero en general de escasa extensión. En general se encuentran estas zonas afectadas por el pisoteo, por lo que se efectuarán labores de protección de las más significativas para su consolidación y mejora de su funcionamiento ecológico. Su superficie tanto en el LIC como en el área de actuación es inferior al 1 % si bien su elevadísima importancia ecológica justifican su conservación y mejora.

Por último, dentro de la zona de actuación, pero sin significación como zonas de intervención, encontramos algunos hábitats más relacionados con las lastras y cantiles de conglomerados y areniscas y los canchales y gleras generados por su erosión masiva. Estos h?bitats alcanzan una enorme significación superficial y son convenientemente considerados en los procesos de gestión que implican las acciones del proyecto LIFE.

 

Formaciones riparias

Aparecen en pequeños rodales en las orillas de diversos arroyos tributarios del río Híjar y en las propias márgenes del propio Híjar.

Sauces, acebos, abedules junto a una diversa variedad de arbustos conforman las principales especies de este hábitat.